Uno de los lugares donde las personas pasan el mayor tiempo de su día es su oficina de trabajo. La estadística llega a sobrepasar las nueve horas; cifra que, para muchos, supera notablemente el período que pasan en su casa durmiendo.

Actualmente, los espacios de trabajo son un elemento importante en la cultura organizacional de las empresas que apuntan a generar innovación y mayor productividad en sus colaboradores.

Hace algunos años, la innovación en el diseño de la oficina apuntaba a brindar un ambiente de mayor privacidad para una mejor expresión de ideas. Por ello, se generaron los cubículos y los espacios comunitarios eran poco valorados. No obstante, estos últimos ambientes han ido ganando terreno en las oficinas hasta volverse prioridad, hoy en día.

Distintos diseñadores de oficinas se han dado cuenta que la importancia que tiene la creación de estos ambientes dentro de la oficina que fomenta la colaboración entre ellos y demás beneficios.

 

¿Cuáles son los elementos de diseño que marcan un ambiente positivo en las oficinas?

Asientos ergonómicos: Estudios en el Reino Unido informan que los trabajadores tradicionales se sientan durante un promedio de nueve horas al día. Sentarse frente a un escritorio durante más de cuatro horas al día provoca rigidez, dolor de espalda y problemas musculares. La utilización de un mobiliario adecuado puede cambiar esta situación.

Aire que respiramos: El World Green Building Council estima que la calidad del aire y el aumento de la ventilación mejora la productividad hasta en un 11% y el confort térmico en un 3%. Esto ayuda a reducir el número de síntomas como dolores de cabeza u ojos, irritación de garganta o nariz, tos seca, picazón en la piel, fatiga y dificultad para concentrarse.

La vegetación: Su presencia en oficinas incrementa la productividad. Un estudio de la Universidad Queensland (Australia) elaborado por Alex Haslam, psicólogo australiano, indica que el uso de vegetación natural en una oficina puede incrementar la producción hasta en un 15%.

Felicidad igual a productividad: Un trabajador feliz es un trabajador más productivo. Según estudios, el lugar de trabajo de un empleado explica su nivel de satisfacción con su empleo en 24%. Un mal diseño de oficina de trabajo está directamente vinculado a los aumentos de nivel de estrés y a un menor rendimiento de los empleados. La creación de un espacio profesional, funcional y confortable mantendrá a la gente de una empresa feliz y productiva.

Una habitación con luz natural: Una investigación del World Green Building Council sugiere que los trabajadores que tienen vistas al exterior aumentan en 25% su productividad y procesan llamadas en un 12% más rápido. A su vez, la exposición a la luz natural aumenta su desempeño en un 18%.

Materiales inesperados: Las maderas cálidas, el bronce centelleante y los toques de la casa contrastan todos esos monitores de la oficina. Al mezclarlas con detalles personas como, los espacios se sienten más cohesionados y mucho menos corporativos.

Presencia de color: Su aparición en la oficina la convierte en más acogedora y divertida. La alternativa va desde colores de pared llamativos hasta gráficos, obras de arte y tapicería.

Espacios domésticos: La creación de ambientes parecidos a salas, cocinas, espacios de café y un rincón de lectura permiten a las personas encontrar momentos de paz y darle un descanso a sus cuerpos. Darle multifuncionalidad a estos espacios es la clave.

Fuente: El Comercio